AMA Oncología | Marzo: Mes del cáncer de colón
18004
post-template-default,single,single-post,postid-18004,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive,elementor-default

Marzo: Mes del cáncer de colón

Marzo: Mes del cáncer de colón

Según información entregada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el año 2012 que el cáncer de colon y recto se encuentra  dentro de los cánceres más diagnosticados. Si presenta síntomas, tiene más de 50 años, o existen  antecedentes  de cáncer colorrectal en su familia, es importante que ponga atención a la siguiente información y recomendaciones entregada por el Dr. Sergio San Martín, cirujano coloproctólogo de Clínica Universidad de los Andes.

¿Qué es el cáncer de colon y recto?

Es un tumor maligno que crece en las paredes del colon o recto. Generalmente se desarrollan a partir de pólipos, tumores benignos que con el tiempo pueden llegar a transformarse en cáncer.

¿Cómo puedo sospechar que tengo cáncer colorrectal?
Los síntomas más frecuentes son:
  • Sangrado en deposiciones.
  • Cambio ritmo defecación (constipación o diarrea).
  • Cambio forma deposiciones.
  • Dolor abdominal y baja de peso.
  • Anemia.
¿Quiénes tienen mayor riesgo de tener cáncer de colon y recto?

Este cáncer se presenta generalmente en adultos mayores de 50 años. También las personas con antecedente familiar de cáncer colorrectal o personas con enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn) tienen mayor riesgo.

¿Hay medidas que pueda tomar para disminuir la posibilidad de tener cáncer colorrectal?

Evitar las carnes rojas, alcohol, tabaco y obesidad. La actividad física y un alto consumo de fibra (frutas y verduras) pueden disminuir el riesgo.

También la prevención es fundamental. El  Colon Test es un examen de deposiciones,  no invasivo que detecta cantidades mínimas de sangre.  Se recomienda a personas sin antecedentes  y que no presentan síntomas. Si el resultado es negativo la probabilidad de cáncer es baja y el estudio se debe repetir de forma anual, si resulta positivo y se detecta  sangre, es necesario realizar una colonoscopía para identificar el origen del sangramiento.

La realización de colonoscopias a todos los adultos mayores de 50 años o a los mayores de 40 años con antecedente familiar de cáncer colorrectal ha demostrado disminuir la mortalidad por este cáncer.   A su  vez, la colonoscopia permite detectar pólipos del colon que al extirparse disminuyen el riesgo de cáncer.

¿Puede curarse el cáncer de colon y recto?

Si, dependiendo de la etapa o grado de diseminación que tenga al momento del diagnóstico. Si se detecta en etapas tempranas puede llegar hasta a un 80-90% de sobrevida.